Disfrutar:

  • Terraza con sol durante la mañana y tarde.
  • Ver en la viñedo, naranjal y mar.
  • Walk-in closet. (Vestidor)

Esta habitación cuenta con:

  • Cómoda cama con somier box-spring, 180-210 cubiertas con sábanas de algodón egípcio fresco y suave.
  • Baño de lujo con una ducha de efecto lluvia, inodoro, secador de pelo y toallas suaves y gruesas.
  • Puertas que se abren a su terraza privada.
  • Asientos interiores y exteriores, wifi gratis, televisión, ventilador, aire acondicionado y calefacción.
  • Las camas se pueden cubrir como una cama de una o dos personas, ya sea 180-210 o 90-210.

Lo que otros dicen de nosotros

Estuvimos una semana hospedados en Casa La Naranja y encontramos justo lo que buscábamos: un sitio bonito y tranquilo donde descansar. La habitación Viñedo, el jardín y la piscina son geniales, todo super limpio y con todas las comodidades.

Teo y Jolande son muy simpáticos, preocupados por que tengas una buena estancia, pero respetando siempre la intimidad del huésped. Dan muy buen rollo al lugar.

Los desayunos son muy abundantes, sanos y caseros, y cada día hay algo diferente. Además, yo no puedo tomar gluten y adaptaron sin problema la comida/bebida en todo momento.

Si quieres salir, también está muy bien comunicado, a 15 minutos de la playa y muy cerca de Dénia y Jávea.

¡Un 10! Repetiremos sin duda.

Olaya y Victor

La habitación era amplia, la cama grande y cómoda, todo estaba muy limpio, el desayuno fantastico, la tranquilidad, la vista desde la habitación pero sobre todo la amabilidad de los dueños Jolande y Teo siempre dispuestos a que tu estancia sea perfecta. Solo podemos decir... Heel erg bedankt voor alles!!

Sandra y David

Hemos pasado un maravilloso fin de semana largo en Casa La Naranja

Ya tuvimos la oportunidad de ir el año pasado y nos encantó, por eso hemos repetido.
La experiencia ha sido de nuevo genial, alojarte allí es como estar en casa de unos buenos amigos, el trato es súper amable y familiar.
Respecto a la casa, es preciosa y sobre todo tranquilísima: sólo oyes el sonido de la naturaleza y eso viviendo en una gran ciudad es algo que aprecias muchísimo.
Ver el atardecer desde la piscina es algo que se te queda grabado.
Está a las afueras del pueblo de Pedreguer, en una finca preciosa con un gran jardín rodeado de naranjos y viñedos. Cerca de la playa pero al mismo tiempo lejos de todo el bullicio lo que permite tener lo mejor de ambos mundos.

Tema aparte son los desayunos, Teo prepara unos desayunos increíbles, mejor que un hotel de cinco estrellas!!, la mermelada que hace él mismo de sus propios naranjos es de gourmet. Todo es de gran calidad y cantidad, es imposible terminarlo todo, además, se preocupan de todo hasta el mínimo detalle, yo por ejemplo no como carne y me hacían desayunos especiales.

En resumen, un lugar maravilloso donde alojarse y perfecto para desconectar de todo. Nosotros volveremos en septiembre con toda la familia a casa de ya nuestros amigos Jolande y Teo.

Maria y Pedro

También echa un vistazo a